Colegio Argentino de Cardiologia

Colegio Argentino de Cardiologia
Comisión Directiva

Fundamentos
Asociación
Jornadas
Congresos
Revista del C.A.C.

CARTA DEL PRESIDENTE

En esta última carta de mi presidencia abordaré dos temas: el primero se refiere a la atención cardiológica tanto en sus aspectos de calidad como retributivos, punto éste que fuera presentado como uno de los que debíamos impulsar en mi discurso de asunción del cargo. Finalmente haré algunas reflexiones sobre la importancia de participar en una sociedad científica como la nuestra.
Calidad de la atención cardiológica:

El tema de la calidad de la atención cardiológica ha sido abordado en los últimos años por nuestra Sociedad como consecuencia del deterioro de la relación médico-paciente en general y en nuestra especialidad en particular. Esto ha llevado a la creación de grupos de trabajo que, entre otras cosas, elaboraron informes sobre la duración apropiada de una consulta médica con la finalidad de propender a la jerarquización del acto médico, del que la retribución monetaria es sólo un aspecto y tal vez no el más importante.

Asimismo, en los años 2007 y 2008 el Área de Investigación y el Comité de Bioética diseñaron una encuesta y elaboraron dos trabajos: uno sobre las características métricas de un cuestionario para determinar la calidad de vida profesional del cardiólogo y otro sobre la relación entre el nivel de ingresos y la percepción del cardiólogo sobre su calidad de vida profesional.

En el año 2010, también el Comité de Bioética llevó a cabo una encuesta sobre la accesibilidad y valor de la consulta médica y el papel de la SAC sobre este tema. Al interrogar a nuestros miembros sobre si la SAC debería ocuparse o tramitar algún tipo de gestión u oficio ante los organismos pertinentes con relación a aquellos aspectos que vinculen a la consulta médica con mejoras de aspectos laborales o remunerativos (es decir que contribuyan a mejorar la calidad del acto médico), más del 90% respondió afirmativamente.

Entonces, parece claro que ciertos aspectos de la calidad laboral (no meramente retributivos) a la hora de encarar la atención cardiológica son una preocupación de nuestros miembros y parece existir cierto consenso en que nuestra Sociedad tome algún papel en la dirección de su mejoramiento y por ende, del fin último de la jerarquización del acto médico y de la mejor atención de nuestros pacientes.

En el año 2011 el Área de Políticas de Salud junto con otras áreas de nuestra sociedad, realizó una serie de reuniones con otras instituciones científicas con miras a establecer

Una potencial estrategia a corto y largo plazo con la finalidad de mejorar la situación profesional del médico. Asimismo, se desarrolló una encuesta interna hacia nuestros miembros cuyos resultados en breve resumen apoyan la idea de una aproximación de nuestra sociedad al Colegio Argentino de Cardiología con miras a explorar vías de colaboración y cooperación tendientes a los objetivos arriba mencionados.

Claro, cuando se trata de llevar a cabo estas acciones que cuentan con consenso de nuestros miembros, se nos plantea el problema de no dejar de lado los objetivos societarios fundacionales que apuntan a la jerarquización de la especialidad. En ese sentido, parece claro que nuestra institución debe seguir como meta el ser un faro científico que prestigie y eleve a la cardiología y a la formación de nuestros cardiólogos en todo el país y que esto trascienda más allá de nuestras fronteras. Pero, por otra parte, no pueden soslayarse los aspectos de la vida profesional del cardiólogo actual que también debieran ser atendidos para lograr los fines estatutarios de jerarquización de la especialidad.

Por ello, la posibilidad de una cooperación con el Colegio Argentino de Cardiología (fundado años atrás por miembros de nuestra sociedad) permitiría avanzar en los compromisos asumidos con nuestros miembros sin afectar los objetivos Online Casino Bonus estatutarios de nuestra institución: es decir, la SAC continúa con la prosecución de sus objetivos societarios, mientras que a través del Colegio Argentino de Cardiología se atienden aquellas cuestiones de la calidad laboral del cardiólogo para lo que dicha institución fue creada; todo ello dentro de un marco de colaboración que permita acercar la visión y las ideas de la SAC sobre estas cuestiones. Con esta finalidad, en los próximos días, se otorgará un espacio en nuestra sede para que funcione la oficina del Colegio Argentino de Cardiología y habrá información en nuestra página web a través de un vínculo con la página correspondiente del Colegio.

Es tal vez el comienzo de un camino no sencillo ni corto por recorrer que requerirá del acompañamiento, participación y tesón de nuestros miembros, dado que para lograr los objetivos mencionados previamente no basta con la decisión de las autoridades societarias.

¿Por qué pertenecer a la Sociedad Argentina de Cardiología?

La Sociedad Argentina de Cardiología se apresta a cumplir 75 años de existencia, lo que sin duda no es poca cosa. En estos años nuestra institución ha crecido por el trabajo desinteresado de nuestros miembros y puede exhibir hoy sus logros a través de la existencia de 36 distritos regionales en toda la extensión de nuestro país, así como la producción de sus Consejos Científicos y de las diferentes Áreas (Docencia, Investigación,

Políticas de Salud, Consensos). A la numerosa producción docente (cursos presenciales, a distancia) se agrega el PROSAC, que con cerca de 1000 inscriptos en el país y también en el exterior da prueba de la calidad de la producción científica destinada a nuestros cardiólogos. El trabajo intenso con la comunidad para trasmitir pautas de vida saludable para la atención de la salud cardiovascular a través de nuestra Fundación Cardiológica Argentina, cierra el círculo de tareas de nuestra sociedad tanto hacia la comunidad médica como hacia la población general.

La calidad creciente de nuestra Revista Argentina de Cardiología y el contar con el congreso médico más importante del país y uno de los más destacados del mundo por número de asistentes y calidad de sus contenidos, bastarían para responder al interrogante del título que motiva este escrito.

Sin embargo, muchas veces nos encontramos con colegas que se preguntan ¿para qué ser miembro de la SAC, qué me ofrece a cambio? En muchos casos este interrogante proviene del hecho de encontrarse lejos de Buenos Aires y entonces, como la mayor actividad ocurre allí, surge la duda de si la Sociedad es tan útil para él como para quien resida en esta ciudad.

De todos modos, los distritos SAC tienen y deben tener actividad propia y además gran parte del presupuesto societario se destina al traslado de nuestros miembros a las diferentes regiones del país para participar en actividades científicas en los distritos que, hoy por hoy con la tecnología de las comunicaciones, determina que la presencia física no sea imprescindible y por ende que podamos participar del núcleo de las actividades SAC a la distancia como si estuviéramos en la sede central. Por supuesto que esto requiere redoblar esfuerzos para la integración de todas las regiones de la SAC con las nuevas tecnologías y que los distritos participen activamente en las actividades de las áreas de SAC central. En eso se estará trabajando fuertemente en los próximos años.

Pero quisiera proponer una visión diferente del problema enfocada en el concepto de pertenencia.

En toda actividad humana, que por naturaleza es gregaria, aparecen sociedades, asociaciones, gremios, grupos, entre otros; todos ellos sobre la base de alguna afinidad: religiosa, patria, de oficio o arte, etaria, etc. La finalidad es intercambiar Mejores Casas Apuestas Latinoamerica experiencias, compartir vivencias de gentes con estilo de vida similar, perfeccionar la actividad en común y de resultas de todo eso y a través del crecimiento de la comunidad, recibir beneficios individuales que, de otro modo, serían difíciles o imposibles. En todas estas comunidades el común denominador es el sentido de pertenencia.

Nuestro país, digno representante del continente americano en lo atinente a la característica inmigratoria, nos ha dado claros ejemplos de la constitución de agrupaciones o sociedades de inmigrantes con la finalidad de protegerse, ayudarse y compartir momentos entre gentes con códigos similares.

Todas estas instituciones o sociedades desde las más importantes (p.ej. un país) hasta las más modestas pueden recibir el interrogante del título. Sin embargo, si lo enfocamos desde el sentido de pertenencia yo podré reclamar beneficios, Apuestas Deportivas Perú pero al mismo tiempo, como soy parte indudable del grupo, me plantearé qué puedo hacer para corregir lo que yo considero una falta y contribuir al engrandecimiento de la asociación de la que soy parte, es decir miro el problema desde dentro y mi visión será por tanto bastante diferente de lo que ocurriría si lo viera desde fuera, es decir sin pertenencia.

Nuestra Sociedad comparte muchas de estas características y, vista desde esa perspectiva, será lo que sus miembros quieran que sea. Cuanto más acercamiento, participación, trabajo desinteresado en pos del grupo, Apuestas Deportivas mejor será la institución y luego más beneficios dará a sus miembros y, por extensión, a toda la comunidad en la que se desarrolla. Por supuesto que la inversa también será cierta.

Los médicos, en este caso los cardiólogos, por afinidad profesional creamos Sociedades de la especialidad en todo el mundo. ¿La razón de esto? Aparte de los objetivos constitutivos que son bastante similares en todo el mundo, la razón es que naturalmente como parte de la carrera de nuestra vida (en este caso profesional) la agrupación por afinidades está ínsita en la naturaleza del ser humano.

Por todo lo expresado, los invito a reflexionar sobre este tema dado que el sentido de pertenencia a una comunidad (en este caso médica) mejora a sus integrantes, y muchas veces, el aislamiento sin conexión societaria nos daña como individuos o por lo menos no extrae todo lo mejor de nosotros.

Es una sencilla reflexión antes de dejar el cargo con que la Sociedad Argentina de Cardiología me ha honrado. Nada más que una simple visión.

¡Muchas gracias!

Carlos Barrero

Presidente de la Sociedad Argentina de Cardiología 2011

Fundado en 1990 – Personería Jurídica IGJ 000590/92
seo consulting
José Hernández 2477 – PB “B” (1426) – Buenos Aires
Tel/ Fax: (54-11) 4784-1720 / 4789-9148
E-Mail: elcolegio@colargcardiol.com.ar